Nuestro universo continua en expansión. Fuera de la órbita del tiempo y la teoría de la relatividad, aún observamos constelaciones de tal forma que quedamos absortos ante la serenidad que nos ofrecen los cuerpos celestes. La explicación ofrecida por el Big Bang ha dejado de ser una teoría para asimilarse como una realidad. Aún hoy, el mismo misterio del universo que en el pasado llenó la materia oscura del conocimiento de todas las culturas, sigue llamando a físicos, astrónomos y astrofísicos para resolver las explicaciones más genéricas.

Este miércoles, la revista « Astrophysical Journal» publicó un artículo acerca del hallazgo de una galaxia muy lejana, que existió hace 12.000 millones de años. Esta galaxia, de nombre XMM-2599, ha sorprendido a científicos por su enorme tamaño y por un extraño detalle: formó tantas estrellas de forma asombrosamente rápida que quedó inexorablemente condenada.

«Incluso antes de que el universo cumpliera 2.000 millones de años de edad, XMM-2599 ya había formado una masa de 300.000 millones de soles en forma de estrellas», ha dicho en un comunicado Benjamin Forrest, investigador en la Universidad de California en Riverside (EEUU) y autor principal del estudio.

«XMM-2599 formó sus estrellas con un enorme frenesí cuando el universo tenía menos de 1.000 millones de años, y entonces se quedó inactiva, cuando el universo solo tenía 1.800 millones de años», ha subrayado Forrest. Es decir, en vez de dosificar sus «energías», en poco tiempo esta galaxia creció mucho y consumió todo el gas que tenía, sin que pudiera formar nuevas estrellas. Por eso, quedó moribunda, esperando a que sus estrellas se consumieran.

«En esta época, muy pocas galaxias habían dejado de formar estrellas y ninguna era tan masiva como XMM-2599», ha explicado Gillian Wilson, jefe de laboratorio de Benjamin Forrest. Es cierto que sí había algunas galaxias tan enormes como esta, pero se pensaba que no había ninguna que hubiera dejado de producir nuevas estrellas en un momento tan temprano. «Nuestros resultados obligan a hacer cambios en los modelos de galaxias tempranas», ha añadido Wilson.

El punto de partida para modificar los modelos ha de ser el extraño comportamiento de XMM-2599. Durante su apogeo, esta galaxia alcanzó un pico en el que producía del orden de 1.000 masas solares de estrellas, unas mil veces más que la Vía Láctea en la actualidad.

¿Cómo será esta galaxia hoy?

La gran pregunta que se hacen ahora los astrónomos es qué ocurrió después. Cómo es hoy en día esta peculiar galaxia. «Una pregunta interesante es qué ocurrió a su alrededor. ¿Atrajo galaxias cercanas, que estaban formando estrellas, y formó una brillante ciudad de galaxias?». ¿O bien se quedó aislada, con sus estrellas más efímeras muriendo una tras otra?

Los investigadores hicieron estas observaciones con los instrumentos del Observatorio W. M. Keck, en Hawái (EEUU). Gracias a la radiación infrarroja pudieron analizar la naturaleza de XMM-2599, con la finalidad de «comprender cómo las galaxias monstruosas se forman y mueren», en palabras de Marianna Annunziatella, coautora del trabajo e investigadora en la Universidad de Tufts (EEUU).

Fuente: https://www.abc.es/ciencia/abci-triste-historia-galaxia-demasiado-grande-y-murio-demasiado-pronto-202002052137_noticia.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *